Calidad y rigor

Para poder conseguir mejoras efectivas en el nivel de felicidad de la gente el Instituto del Bienestar tiene una orientación hacia la calidad, la profesionalidad y la excelencia. Por ello contamos con un Sistema de Gestión de la Calidad para asegurar que ayudemos de forma adecuada y que las personas que sigan nuestras pautas consigan resultados efectivos.

Algunos de los mecanismos mediante los que aseguramos la calidad son los siguientes:

1. Metodología técnica adecuada: nuestras pautas se basan en técnicas y métodos que están demostrados empíricamente para mejorar en nivel de bienestar personal.

2. Rigurosa elaboración de nuestros materiales, para lo que se lleva a cabo una profunda labor de investigación y varias revisiones. El control de calidad ha sido efectuado por más de 50 expertos.

3. Procedimientos y controles de calidad.

4. Rigor en la ejercitación de las técnicas: en cada etapa se propone un plan de ejercitación y se hace un seguimiento del mismo, de modo que  a lo largo del tiempo acumule las horas de práctica en las técnicas de bienestar suficientes para hacer modificaciones en las zonas de su cerebro asociadas con bienestar.

5. Control de la eficacia, verificando que se consiguen las mejoras del bienestar en un tiempo razonable a través de registros de las mediciones de su grado de satisfacción vital y bienestar emocional.

6. Adecuada selección de nuestros profesionales, que deben contar con la titulación, la formación, la experiencia y el perfil apropiados.

7. Medición del grado de satisfacción de nuestros usuarios con nuestros servicios y procesamiento de dicha información para conseguir que aquél sea elevado.